El abuso de la Tierra traerá consecuencias imprevisibles

“Por el excesivo consumo de carne de los países industrializados, están muriendo desde hace años los bosques en los países menos desarrollados y los campesinos con poco terreno pasan hambre. La mitad de la cosecha de cereales de la Tierra la reciben los animales, que después sirven de alimento cárnico al hombre. Si el hombre consumiese directamente estos cereales, se terminaría de inmediato el hambre en el mundo”.

En el libro Esta es Mi Palabra, de la editorial Vida Universal leemos: “La Tierra está en vísperas de purificación, sacudiéndose de todo lo que le impide entrar en una vibración más elevada. Con ello ofrece a los hombres la posibilidad de vivir  como corresponde a Mi voluntad, a Mi Ley. Este poderoso cambio de era ha comenzado y Yo, el Espíritu de la verdad, lo hago todo nuevo”

Así se hará la voluntad de Dios. La Tierra, los animales, las plantas y piedras ya no servirán al hombre. Esto significa que las enfermedades aumentarán de acuerdo con la ley: Lo que el hombre siembra, eso cosechará. Así como el sistema inmunitario de los animales está dañado, también se debilitará el de los hombres y muchas enfermedades no podrán ser sanadas debido a que el sistema inmunitario se ha debilitado. Esto trae consigo enfermedad o una muerte temprana.

Las causas creadas, los daños a la Tierra y a los animales muestran cada vez más sus efectos. La peste llamada hombre ha encendido un fuego que ya no se podrá apagar.

Deja un comentario