¿Es lucrativo convertirse en secretaria virtual?

No hay duda que el Internet ha cambiado la vida de todos. Ha llevado cosas con las que antes la gente no contaba, o simplemente eran imposibles de obtener, como adiestramiento, comunicación instantánea, entretenimiento, cultura y, desde hace algún tiempo, empleo bien pagado a los lugares más lejanos. Increíblemente, esto último se explota de manera muy deficiente, especialmente en América Latina.

La crisis económica mundial ha puesto nubes negras sobre las agencias laborales de muchos países, que día a día buscan subir los índices de desempleo sin poder resolver el problema con la rapidez que piden las circunstancias. El problema está en que los seres humanos estamos acostumbrados a enfrentar los retos de manera tradicional. No pensamos en soluciones creativas que saquen nuestra mente de las convenciones y prejuicios ordinarios, que nos impiden crecer como líderes en un mundo globalizado.
Naturalmente, esa actitud nos lleva a la frustración y muchos acaban por desesperarse, aceptando lo primero que se les presente. Peor aún, muchos caen en una vida llena de desgracias y vicios. Al contrario, una actitud positiva, sin perder de vista el lado práctico de las cosas, puede despertar al empresario que llevamos dentro. Con la información adecuada y las herramientas apropiadas, ese empresario no sólo podría encontrar “algo que le de dinero” hasta que la crisis disminuya, sino una auténtica opción de trabajo.
¿Quién ha dicho que la globalización sólo ha traído desgracias a los hispanoamericanos? ¡Las ventajas que representa una oficina virtual para miles de empresarios, no son profecías de los gurús del Internet!  Hoy en día, compañías de todos los tamaños, desde multinacionales a PYMES, aprovechan las ventajas que da una oficina virtual por todos los beneficios que aporta en muchas circunstancias. Por eso, el empleo virtual ha crecido enormemente, especialmente el segmento de la secretaria virtual, que tiene mayor demanda cada día.
¿Es lucrativo convertirse en asistente virtual? Claro que si, especialmente en los países del tercer mundo, donde las oportunidades de empleo bien pagado son bastante escasas. Pero hay varios requisitos para entrar en ese mercado laboral exitosamente. Algunos de ellos son:
  • Aunque cualquiera con acceso al Internet puede trabajar en la Red, los  empresarios tienen una idea exacta de lo que buscan, y quieren lo mejor que esté disponible. El adiestrarse específicamente como secretaria virtual o asistente virtual será esencial, y más todavía el tener certificaciones que sirvan como evidencia de las destrezas de los candidatos. Secretarias bien entrenadas que sepan trabajar con las redes sociales, pueden conseguir mejores salarios y más oportunidades de asensos dentro de la empresa para la que trabajen.
  • Además de trabajar para una compañía, los asistentes virtuales tienen la opción de trabajar por cuenta propia a tiempo parcial. Este trabajo podría crecer hasta convertirse en trabajo a tiempo completo.
  • Las secretarias virtuales que obtengan una certificación en e-marketing o mercadeo en redes sociales, pueden empezar un negocio en su propia casa, atendiendo las necesidades de Pequeñas y Medianas Empresas en su propia comunidad, o en cualquier lugar del mundo a través del Internet.
Una de las mejores noticias para los interesados en el trabajo virtual, es que se paga en dólares. Convertido a moneda local, este dinero se multiplica en relación con la tasa de cambio. Es decir, tendrás mucho más dinero en el bolsillo.
Lo más importante del trabajo virtual es que elimina la atadura de la oficina física y te permite quedarte en casa para atender a la familia, o simplemente tener más tiempo libre. Según un ejecutivo que optó por el teletrabajo: “Lo que más me gustó es dejar la corbata en el clóset”.
El Internet ha democratizado el acceso al trabajo para todos los seres humanos en el planeta, sin importar su raza ni aspecto físico. HOY es el día para introducirnos en ese “nuevo mundo” que apenas unos pocos han aprendido a explotar al máximo.  Pero es nuestra responsabilidad el prepararnos para este reto, utilizar las herramientas apropiadas, y mostrarle al mundo entero de lo que estamos hechos.

Deja un comentario